Inicio > Extravagancias > No es lo que tengo, es lo que soy.

No es lo que tengo, es lo que soy.

Hubo un tiempo antes de mi primer reloj de pulsera.
Yo medía el transcurso de los atardeceres por la intensidad de la luz solar. Un tiempo sin ordenadores, con televisor de tubo catódico y dos canales públicos en blanco y negro.

Nada tuvo que ver mi primer reloj con el resto de los cambios, pero todos tienen en común ese aire de modernidad y poder que parecen conferirnos. En realidad nos unen al vecino con la cadena del hábito, la moda, la velocidad y el tiempo pautado.

Me confieso capaz de dejar mi móvil, aun encendido, en un cajón, donde no lo oigo, y de tanto en tanto si tengo tiempo (jeje) me concedo el lujo de separarme de mi Viceroy y adivinar el transcurso de las horas.

¿Y llegará el dia que nuestro supremo acto de extravagente rebeldía sea moler manualmente el café dejando aparcada la Nespresso?

Anuncios
Categorías:Extravagancias
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: