Inicio > Extravagancias > Cada uno en su sito

Cada uno en su sito

Hace tiempo que experimento cierto desasosiego cada vez que oigo hablar de ponerse en el lugar de otro. La frasecita de marras pronto será tan célebre como aquella rancia y altanera de no sabe usted con quien está hablando. Por aquellos tiempos la verdad es que era muy arriesgado ponerse en la piel ajena, y todos sabían al dedillo qué esperar del otro. (básicamente, nada). Por eso, la expresión resultaba amenazadora amén de ofensiva.

Pero hoy vivimos bajo la ideología ñoña del continuo baile de sillas. A base de simular que nos ponemos en el lugar del otro disimulamos muy bien que ya nadie ocupa el suyo, en flagrante dejación de funciones y responsabilidades.

Por eso, amigo mío, no me cuentes tus penas que te veo venir a endosarlas a las mías. Estáte en tu sitio, que ya te veo y reza lo que sepas para que yo ocupe el mío.

Anuncios
Categorías:Extravagancias
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: