Archivo

Archivo del autor

Ones de vi

Origen: Ones de vi

Anuncios
Categorías:Filosofias

Nuevo Libro: Prueba Civil. Teoria General.

Hoy vengo a hablar de mi libro, como diria Francisco Umbral…
Ya esta disponible en la web de la Editorial JURUA de Brasil:

https://www.jurua.com.br/shop_item.asp?id=23922

Y ya está a la venta para toda España en Madrid, la edición de Lisboa:

http://www.edisofer.com/Catalogo/Libro/9789897123443/prueba-civil

image

Categorías:Derecho, libros

El Candidato

Para mi sorpresa por varias razones,  una de las cuales (y no menor pues motiva estas reflexiones) son los tiempos que corren resulta que conozco un candidato que pronto se verá inmerso en un proceso electoral, si bien concurrirá en un puesto y una lista electoral vaticino que alejados  de toda posibilidad de éxito.

La política contemporánea está merecidamente alejada de los ciudadanos.  Según lo veo sólo hay dos razones para estar satisfecho de un político, una gestión pública impecable o una coherencia notoria en el respeto a la opción ideológica que con él compartamos.

Hace tiempo que no existe niguna opción política que me represente, ni por su gestión ni por sus principios ideológicos y en esto me pasa como a la mayoria de conciudadanos:  en un sistema representativo no tenemos quien nos represente y debemos soportar, desde la abstención o el voto al menos malo, que una u otra minoria movilizada e influyente ponga al frente de la administración a cargos políticos que malgastarán nuestros impuestos y desprestigiarán la labor sí profesional de las administraciones públicas.

El candidato en cuestion concurre por una formación nueva.  Seguramente entiende ser este el momento de dar un paso al frente en pro de sus principios.  No comparto esos principios ni el líder de su formación me resulta fiable.

Sólo puedo desearle a mi amigo el candidato que disfrute de las emociones adictivas que la politica le proporcionará en los dias venideros, advirtiéndole que esas burbujas tarde o temprano se desinflan dejando una pátina de nostalgia sobre la vida diaria, cuyos asuntos, para entonces, es de desear no quedasen desatendidos.

La crisis de la representación temo que no se areglará en absoluto.  Seguro que no se arregla con nuevos Quijotes que entren en política arropando a aventureros de toda laya.

Tampoco serán la panacea las listas abiertas ni las primarias porque esos que estan instalados no van a tolerar peligre la segunda residencia en el Caribe ni el master en el extranjero de sus retoños.

Es necesario un paso mas, la devolución de la Soberania a los ciudadanos.

 Que no abdiquemos de nuestras responsabilidades en el dia a dia, y censuremos toda ineptitud, toda corruptela  y todo derroche (está extendida la percepción en la administración pública de ser muchos los dispendios por obra y gracia de los cargos políticos y sus asesores designados a dedo mientras se recorta el presupuesto para prestación de servicios y sueldos de empleados, y en lo privado son conocidos los desmanes aeronauticos de dirigentes patronales y las jubilaciones multimillonarias de banqueros que prejubilan a sus bancarios y dejan temblando a comisiones la cuenta corriente de sus clientes )

  y que reclamemos decidir sobre más cosas, más de cerca,  y mejor: más a fondo.

No podemos contentarnos con aguarles la fiesta en el plebiscito de la Diagonal en Barcelona, “elegir” al ganador de Gran Hermano o alentar las esperanzas del incompetente de la oposición por lo mal que lo hace el embustero en el gobierno.

Categorías:sociedad

TODOS SOMOS TODOS

ME HA LLEGADO UN CORREO ELECTRÓNICO QUE QUIERO COMPARTIR CON EL MÁXIMO NÚMERO DE CIUDADANOS:

Todos somos todos, pero parece que en tiempos de crisis TODOS somos los de siempre: los trabajadores. 
 
Yo soy funcionaria, mi marido no.
El año pasado, 2009, hubo reajustes en su empresa. A él le bajaron el sueldo, tuvo suerte. Muchos de sus compañeros ya no se levantan a las siete para ir a trabajar.
Este año me bajarán el sueldo a mí. Es lógico, no me opongo. La cosa está muy malita.
A lo que me opongo es a que nos despidan, o nos congelen o nos bajen los sueldos y pensiones siempre a los mismos, los currantes.
Los políticos en activo o retirados, las grandes fortunas, los pobrecitos futbolistas o artistas que desvían sus millones a paraísos fiscales… a esos no los toquemos, pobres. Y tantos otros chupópteros que se no me caben en el mail. Y si los políticos deciden bajarse el sueldo, no nos preocupemos, encontrarán la manera de compensarlo a base de dietas o desplazamientos.
Mi marido y yo no, tú tampoco, pero ellos sí.
 
Y los sindicatos… ¿qué podemos decir de los sindicatos…? ejem… Si los dejamos nos llevarán a la huelga general, que es justo lo que necesitamos: que nos quiten parte del sueldo el mes que viene, con lo sobraditos que vamos.
 
Yo no voy a ir a ninguna huelga. Mi marido tampoco. Necesitamos hasta el último céntimo cada mes, porque mis hijos tienen el feo vicio de comer tres veces al día, y al banco, ¡qué curioso! le da igual lo nuestro y quiere cobrar la hipoteca cada día 1. Seguro que tú también tienes lo tuyo. ¿Te suena?
 
Vamos a hacernos oír de otra manera. Vamos a hacer entender a nuestros dirigentes que queremos salir de la crisis, que vamos a arrimar el hombro, pero TODOS. Vamos a pedirles que busquen la manera de rebajar el gasto inútil y de cobrarles más impuestos a los pobrecitos ricos, de eliminar los privilegios de esos pocos que no trabajan ocho horas al día, ¡ay ocho! SI NO TRABAJAN…
 
Vamos a ver si saben contar cuántos españoles queremos salir de la crisis ENTRE TODOS.
 
LA SEMANA DEL 31 DE MAYO AL 6 DE JUNIO
ENVÍA UN SOBRE BLANCO, sin nada dentro, vacío, como nuestros bolsillos.
Dirección: Sr. Presidente del Gobierno
Complejo de la Moncloa, Avda. Puerta de Hierro, s/n.
28071 Madrid (España)
Remite: todosSOMOStodos
 
Ya veréis como lo entienden.
No te costará gran cosa, apenas unos céntimos en un sello y unos minutos para comprarlo. Es necesario que sea algo material, que se amontonen las sacas de cartas en blanco, que salga en los telediarios.
 
Esta carta llegará a todos los partidos políticos y, por supuesto, a Moncloa. No hay ningún partido político detrás de esto, no hay página web, no hay nada más que un montón de ciudadanos que no quieren ir a la huelga, porque no pueden perder más dinero, pero quieren que se sepa que NO ESTAMOS DE ACUERDO CON PAGAR EL PATO NOSOTROS SOLOS.
 
Si quieres, PÁSALO. Si decides reenviar este correo, no pongas las direcciones en “para”, ponlas en “CCO”. A nadie le interesa quiénes son tus amigos y cuáles son sus direcciones.

Categorías:Extravagancias, sociedad

Místicos y Terapéuticos

Tengo por necesario pararme a escuchar lo que la gente piensa, pues aunque escéptico y descreído (sé que las opiniones comunes no mejorarán mi comprensión del mundo) es palpable que los lugares comunes moldean el comportamiento social, y quienquiera que pretenda comprender el mundo debe saber qué errores guian a las personas que lo habitan.

La sinrazón varía de rostro con el tiempo, acomodándose a la psique de sus anfitriones y también puede presentar en un mismo tiempo y lugar varias caras.

He encontrado en mi deambular por las redes sociales telemáticas dos tipos de individualidades que emergen como fenómeno colectivo pues el hallarse a mutua presencia entre sí, aunque sea virtual, les refuerza en sus errores y aún les lleva a proponerse como ejemplo a seguir para el gran número de personas desencantadas y desconcertadas por la modernidad líquida.

Son dos formas de pensar que restan oportunidades al pensamiento crítico y al progreso colectivo.

Los más numerosos son los que voy a llamar TERAPÉUTICOS. Personas con una importante circularidad y autoreferencia en su mente, que viven en la acaso angustiosa prisión de sus insatisfacciones y que son presa fácil de todo tipo de charlatanes que se pretenden terapeutas y consejeros pero cuyo fin último es mantener a sus clientes cautivos en sus redes, no el ayudarles a responsabilizarse de sí mismos y de sus propias vidas.

Comoquiera que quien no se tiene a si mismo no puede darse a los demás, los terapéuticos no pueden contarse dentro de la comunidad de ciudadanos críticos y responsables dispuestos a enriquecer el debate y la participación ciudadana.

Bajo la rúbrica de MÍSTICOS agrupo a todos aquellos que desencantados de la racionalidad científica pero recelando de las iglesias y religiones occidentales abrazan el pensamiento espiritual y místico en sus más diversas formas sean orientales u occidentales. Se ponen pues en camino de hallar la voluntad y la libertad del monje y el ermitaño aislados, no la de la comunidad de ciudadanos. Una libertad de la dermis hacia adentro y una voluntad que renuncia a ejercerse en el mundo.

Los terapéuticos son presos de sus ideas irracionales sobre sí mismos y de una percepción inadecuada de su relación con el mundo. Los místicos se recluyen en la ciudadela de su espiritualidad y su mente. Ambos rehúyen la Realidad que es aquello que nos incomoda y nos hace salir de nosotros mismos, aceptarnos mutuamente, cooperar, innovar y transformar la sociedad.

Llave en mano

Las llaves son objetos cargados de simbolismo.

Hechas de propósito para custodiar los intersticios de las interacciones humanas pueden llegar a representar la relación social misma, y así se reconoce hasta en las leyes, cuando la entrega de la llave es dar al que la recibe la disposición sobre lo que cierra.

Y Aun si la llave se entrega para franquear la salida, presupone la estancia,  la rememora,  e interesa el retorno.  Ulises debió llevar consigo un buen manojo de llaves de Itaca.

Categorías:Extravagancias Etiquetas: ,

El Sueño de la Razón

24 noviembre 2009 2 comentarios
Capricho 43 de Goya

Capricho 43 de Goya. Fuente: Cervantes Virtual y Wikipedia

Merece la pena tener a la vista el Capricho 43 de Goya. En este grabado figura, literalmente, la frase “El sueño de la razón produce monstruos.” Goya, el gran pensador Ilustrado que escribía con pinceles y grabados nunca dijo que la Razón generara monstruos, la frase en cuestión tiene sujeto, verbo y predicado, y otra cosa es cómo se le entienda.

Vamos a ello: El sujeto de la frase es el sueño. No desde luego un sueño cualquiera, sino el de la razón. Por tanto, vemos que para que los monstruos aparezcan en escena la razón debe estar en suspenso, ausente, dormida. La oscuridad rodea al sujeto, y de ella emergen, amenazantes, los monstruos que la razón, por estar ausente, no disipa con su luz. Esto es literalmente lo que nos enseña la escena.
Luego y visto desde lo que hoy sabemos podemos entrar en disquisiciones acerca de si se podría entender que en el sueño o cuando la razón cede aparece lo onírico, lo instintivo, lo subconsciente y a veces irracional, aberrante y monstruoso.

Tampoco cabe desechar una interpretación de sueño como ensoñación, como utopía. No olvidemos el contexto del grabado. Los ideales de la Ilustración han desatado la revolución francesa, y a la postre la invasión napoleónica. Ambas proporcionaron un final de reinado de Carlos IV convulso con terror a las ideas revolucionarias e invasión napoleónica después. En este sentido el grabado advertiría no contra la razón, sino contra la excesiva candidez o utopismo, lo que sigue siendo plenamente moderno. Pensemos que la razón y la modernidad no sólo están encarnadas en el método deductivo y el idealismo continental sino también en el método inductivo, la ilustración escocesa y el empirismo anglosajón.

Al hilo del sueño como ausencia de razón productora de monstruos es como se entiende al nazismo como irracionalidad máxima hija antes del romanticismo y el nacionalismo que de la ilustración alemana, a la que niega, aunque tampoco podamos cargar el monstruo a las espaldas y responsabilidad de Herder o Fichte. Aunque no pueda entenderse sin ella como precedente conscientemente negado, el nazismo encarna la fuerza política del irracionalismo y es antítesis de la razón y la modernidad.

Al hilo del sueño como ensoñación, aparecen los monstruos del utopismo llevado a la práctica. A la utopía revolucionaria soñada por Marx, asentada esta sí en las bases racionales de la modernidad ilustrada, le fue dada vida por Lenin y la hizo crecer como monstruo Stalin. Pero no es la razón, sino el sueño quien la engendra, y aun acaso sea excesivo cargar en el soñador la responsabilidad que compete al tirano y al matarife.
Bien está ser cauteloso con los idealismos totalizadores, pero hasta la fecha, el único freno eficaz ha sido la racionalidad empírica y científica, una razón despierta, no dormida ni ensoñada, ni disminuida ni ausente. El postmodernismo insuflando su aire revoltoso sobre el débil pábilo de la razón hace las delicias de los pre-modernos, que ya esperan ver las tinieblas del dogma y la arbitrariedad restauradas.

A %d blogueros les gusta esto: