Archivo

Posts Tagged ‘misticismo’

Místicos y Terapéuticos

Tengo por necesario pararme a escuchar lo que la gente piensa, pues aunque escéptico y descreído (sé que las opiniones comunes no mejorarán mi comprensión del mundo) es palpable que los lugares comunes moldean el comportamiento social, y quienquiera que pretenda comprender el mundo debe saber qué errores guian a las personas que lo habitan.

La sinrazón varía de rostro con el tiempo, acomodándose a la psique de sus anfitriones y también puede presentar en un mismo tiempo y lugar varias caras.

He encontrado en mi deambular por las redes sociales telemáticas dos tipos de individualidades que emergen como fenómeno colectivo pues el hallarse a mutua presencia entre sí, aunque sea virtual, les refuerza en sus errores y aún les lleva a proponerse como ejemplo a seguir para el gran número de personas desencantadas y desconcertadas por la modernidad líquida.

Son dos formas de pensar que restan oportunidades al pensamiento crítico y al progreso colectivo.

Los más numerosos son los que voy a llamar TERAPÉUTICOS. Personas con una importante circularidad y autoreferencia en su mente, que viven en la acaso angustiosa prisión de sus insatisfacciones y que son presa fácil de todo tipo de charlatanes que se pretenden terapeutas y consejeros pero cuyo fin último es mantener a sus clientes cautivos en sus redes, no el ayudarles a responsabilizarse de sí mismos y de sus propias vidas.

Comoquiera que quien no se tiene a si mismo no puede darse a los demás, los terapéuticos no pueden contarse dentro de la comunidad de ciudadanos críticos y responsables dispuestos a enriquecer el debate y la participación ciudadana.

Bajo la rúbrica de MÍSTICOS agrupo a todos aquellos que desencantados de la racionalidad científica pero recelando de las iglesias y religiones occidentales abrazan el pensamiento espiritual y místico en sus más diversas formas sean orientales u occidentales. Se ponen pues en camino de hallar la voluntad y la libertad del monje y el ermitaño aislados, no la de la comunidad de ciudadanos. Una libertad de la dermis hacia adentro y una voluntad que renuncia a ejercerse en el mundo.

Los terapéuticos son presos de sus ideas irracionales sobre sí mismos y de una percepción inadecuada de su relación con el mundo. Los místicos se recluyen en la ciudadela de su espiritualidad y su mente. Ambos rehúyen la Realidad que es aquello que nos incomoda y nos hace salir de nosotros mismos, aceptarnos mutuamente, cooperar, innovar y transformar la sociedad.

A %d blogueros les gusta esto: